Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Lilongwe - Malawi
ELZABURU
ELZABURU

MARY’S MEALS, una solución sencilla y eficaz contra el hambre

 

Mary’s Meals es una fundación benéfica fundada por Magnus MacFarlane-Barrow que alimenta a más de 2 millones de niños cuando asisten al colegio en las zonas más pobres del mundo.

Eso cambia la vida de los pequeños. No solo porque lucha de forma sencilla y eficaz contra el hambre, sino porque les motiva a acudir a la escuela regularmente y eso les abre nuevas oportunidades en la vida. 

Magnus viajó en 1983 a Bosnia con su hermano y se llevó un recuerdo imborrable. Años después, en 1992, viendo un reportaje en televisión sobre la barbarie de la guerra en este país decidió dejar el sillón, remangarse y marcharse a ayudar. Se desplazó hasta Bosnia en plena guerra con la idea de proporcionar comida a esos niños que pasaban días sin comer.

 

La chispa que prendió la mecha de una gran causa

 

Las grandes gestas algunas veces parten de la necesidad personal de hacer algo pequeño que luego, como en el caso de Mary’s Meals, se convierten en un gran proyecto global: Magnus dejó su trabajo, vendió su casa y pidió un año sabático para poder transportar ayuda humanitaria.

Durante los diez años siguientes su organización se expandió: empezó a crear hogares para niños abandonados en Rumanía, en Liberia y financió proyectos en Croacia y en otros países.

 

Un día, estando en Malawi, Magnus conoció Emma, una niña que se estaba muriendo de SIDA. Junto a su lecho estaba su hermano Edward, un niño de 14 años que al ser preguntado por su sueño en la vida contestó: «me gustaría tener suficiente comida y algún día poder ir al colegio». 

Esto inspiró a Magnus para crear Mary´s Meals.  Esta organización hoy en día está presente en 20 países de todo el mundo y proporciona una comida saludable en sus centros de educación a más de 2 millones de niños, repartidos por varios continentes.

 

Por el precio de un menú diario en España come un niño un año entero

 

En Liberia, como en Malawi y en otros muchos países, el coste de dar de comer a un niño durante todo un curso escolar es de tan solo 18,30 €, más o menos el precio de un menú de un día y persona en el primer mundo.

Comer es sin duda una necesidad básica para estos niños, pero esta gran obra pone en marcha otras grandes acciones como consecuencia de recibir su alimentación diaria.

La ONG de Magnus ha conseguido incrementar la tasa de asistencia de estos niños a la escuela de forma notable, pues reciben una comida  y van felices al colegio.

 

Hay un bonito e ilustrativo documental en el que el actor Gerard Butler nos cuenta de forma muy gráfica lo que hace esta organización sobre el terreno y en el que se ve la sonrisa agradecida de los niños, una sonrisa que traspasa la pantalla.

Al proporcionarles comida diaria y una razón para vivir, los niños quieren devolver todo ese bien que han recibido a su comunidad, que así prosperará y devolverá la ayuda recibida en el marco de su comunidad. Toda una cadena productiva que a corto y medio plazo reactiva la economía de países deprimidos. 

 

Desde ELZABURU hemos querido involucrarnos en este proyecto: nos hemos sumado en Malawi con el patrocinio de la comida diaria de más de 733 niños en el colegio Kapotera Primary School. La comida, preparada por las madres de forma voluntaria y con alimentos y recursos locales, se garantiza a cada niño en cada uno de los los días lectivos durante todo el próximo curso escolar.

ELZABURU ha cubierto el primer año del proyecto para el curso escolar 2022-2023 y ahora hemos abierto el segundo año, abierto a la participación: con poco más de 18 euros un niño puede comer todo un año.

 

Ayudar es ayudarnos a nosotros, todo un privilegio y hay mil formas de hacerlo.

Mary’s Meals es un proyecto que perdurará y sobrevivirá a sus propios creadores mejorando la vida de las personas en muchos países.  ¿Te animas a colaborar? Aquí puedes dejar tu contribución.

Visite nuestra página web

 

Compartir post →

Quizá te pueda interesar...